Ritual de la cerrada

 

La “cerrada” es una práctica que proviene de las parteras mexicanas.

Se utiliza cuando una madre ya ha dado a luz para ‘cerrar’ la apertura física, emocional, mental y espiritual.
Ayuda a equilibrar, acomodar y armonizar las emociones negativas que se hayan generado desde el embarazo hasta el postparto, miedos, inseguridades, temores 
o para tener más conciencia del mismo
No importa si el parto ha sido reciente o hace años que ocurrió.

También se puede utilizar después de un aborto, de una separación, para cerrar una parte de ti que te desajusta o te desequilibra....para volver a “renacer”

A nivel físico con la técnica de la “cerrada” se reajusta todo el cuerpo, se alinea la columna, se eliminan dolores musculares, tensión de espaldas, etc. 
Todos somos un ser íntegro y por eso se trabajan todos los planos 

Se realiza en un ambiente íntimo y se puede acompañar con música, esencias, cuencos tibetanos, flores de bach, aromaterapia, etc.

La cerrada es como un abrazo de contención de todo el cuerpo

La sesión dura aproximadamente entre 1 h y 1h y cuarto

Si se realiza por una persona – 45€

Si quieres que seamos dos mujeres las que te acompañemos – 60 €