Iniciación alsistema Usui de Reiki

Primero antes que nada, muchísimas grácias por la iniciación no pensaba que viviría lo que me ha pasado.

Mi testimonio de lo vivido:

Vine a hacer la iniciación de reiki primer nivel usui sin antes haber provado una sesión  de reiki. Encontré la página web y me gustó lo que encontré. Me puse en contacto con Gemma y vi que era buena persona y me respondía sin ningún problema todas mis dudas. Fuí con la convicción de que había encontrado el lugar al que debía ir (Teniendo en cuenta que tenia más de una hora y media de distáncia y no la havia visto ni en persona ni nada. Yo simplemente fui y me puse en sus manos).

Ahora llega la parte interesante y que el que lee los testimonios quiere saber: ¿¿Qué diantres paso?? ¿¿¿Qué sentiste???

Pues sinceramente no tenia ni idea de si debia pasarme algo o no, yo estaba con la mente abierta y esperando.

Entramos en una sala y estuvimos solas (En mi caso fue así, però también se hacen iniciaciones grupales cuando hay más gente).
Nos sentamos  una frente a la otra y hablamos un poco de el motivo que me habia llevado a ir, me explicó todo lo que conlleva el primer nivel, experiencias que ha vivido y me dió un manual para saber la historia, chakras, posiciones de las manos... (Estoy llegando a la parte más interesante, no os impacienteis :) ). Hicimos una pequeña pausa  y después del descanso finalizó la parte teórica,  et voilà. La iniciación...

Lo que sentí se basa particularmente a mi, no quiere decir que si tu haces la iniciación sientas lo mismo o con la misma intensidad.
No lo contaré exacto lo que hizo porque es mejor experimentarlo uno mismo.

Tenia los ojos cerrados, las manos en forma de pregaria delante de mi chakra corazón y oía la suave música de los monjes de fondo. Empezé a sentir una presión, un hormigueo que descendía des de los lados de la coronilla hasta llegar a las orejas y terminaba bajando casi a medio camino de la nuca. Después sentí encima de mis hombros las manos de Gemma y algo mágico ocurrió. Un río de energia fluyó des de sus manos,  recorrió las clavículas y culminó en el centro de mi pecho. Estuve sintiendo una sensación de connexión y bienestar increíble.
Después continuó con la iniciación desplazándose del lugar, sin embargo continuaba sintiendo la energía fluyendo dentro de mi, des del mismo sitio, aunque iba desvaneciendose.
Terminó  y pensé que no era posible, pero el cambio estaba hecho y lo sentia en mi. Repentinamente las lágrimas llegaron a mis ojos, no sabía el motivo, pero necesitaba llorar. Llegó a mi una sensación de gratitud como si por fin hubiese encontrado lo que buscaba y así era como mi cuerpo lo expresaba.

Gemma me apoyó y calmó diciendome que era algo normal y que no le buscara un significado. Sólo que me dejara sentir.

Después continuamos con la sesión, haciendo... ya lo descubrieis, terminamos y me fuí a la playa que está al lado ya que no estaba en condiciones de conducir, tenia las piernas como si fueran de gelatina y parecía un poco drogada (Mala combinación) por lo que fuí hacia allí.
Una vez al lado del mar, dejé que el agua acariciara mis pies y llegara hasta casi las rodillas. Me invadió unas ganas tremendas de bañarme y dejar que el agua me llevara. Y pensareis ¿Y eso que importa? Pues ahí va, yo tenia un pequeño/grande trauma con el mar y el mero hecho de estar al lado del agua me ponia nerviosa, poner los pies vale, pero ganas de zambullirme y meterme dentro... Ufff...
Así que trauma superado, me sentía segura y no me preocupaba nada.

Gracias Gemma, de corazón

Arianna C.