El Reiki me ayuda con los nervios y el estrés

Cuando me dijeron que probara a hacer una sesión de Reiki, al principio me mostré un poco escéptico, quizá porque nunca había oído hablar de esta técnica oriental, y mi ignorancia llevaba al no creer en todo “esto”.

Al informarme de que era el Reiki, y para que podía servirme, en mi caso nervios y estrés, me decidí a probarlo. Comencé con las cuatro sesiones de iniciación y me sorprendí muchísimo al notarme mucho mas tranquilo y relajado, inclusive durante las sesiones experimentaba una paz interior que al terminar me sentía como si fuera otra persona.

Me ayudo también al ver las cosas de otra manera, ya que de a poco  estaba menos estresado, dejando los nervios de lado, incluso a descansar mejor por las noches.

Jorge N.