Flores de Bach para bebé

Desde que nació mi hija el sueño habia sido su punto débil. Al ser una niña que era muy comilona, y el estar alimentada con lactancia materna, no conseguia estar dormida más de dos horas seguidas ni de idea ni de noche. Hasta los 6 meses los pediatras entienden que el pecho es a demanda y esto entra dentro de la normalidad. A partir de los 6 meses esta establecido que ya deberían dormir unas cuantas horas seguidas y los más atrevidos te dicen que deberían dormir toda la noche. Aunque las estadísticas dicen que la mayoría de niños tardan mucho más en regular su sueño. El problema es q mi hija ya había adquirido el habito de despertarse automáticamente cada hora u hora y media. Porque ya no demandaba apenas pecho, y ella continuaba despertándose. Tampoco era porque tuviera malos hábitos, ya que por esa época se dormía sola en su cuna y en su habitación y tampoco tenía ninguna dolencia que le impidiera dormir. Como no dormía bien todo el mundo me recomendaba que le hiciera un método para aprender a dormir (Método Estivill). Me negué en rotundo, creo que eso no es bueno ni para los niños ni para los padres, además no creía que eso solucionara mi problema.
Gemma me recomendó darle flores. Hay mucha información que habla muy bien de éste tipo de terapia para bebés y niños y que normalmente responden muy bien. En apenas 4 días noté el primer cambio. Pasó de despertarse cada hora a despertarse cada dos o tres no me lo podía creer!. Además ya no se desvelaba a mitad de noche, sin saber que hacer. Poco a poco fue alargando más. Y vinieron las primeras noches sin un solo despertar. Una maravilla. Recomiendo a todo el mundo que tenga problemas con el sueño que eche mano de esta maravillosa terapia.

M.A.M